• Daniel Carvalho

¡Revivamos el Parque Del Poblado!

Actualizado: 2 de sep de 2019

¿Cómo revivir el Parque del Poblado teniendo en cuenta la apropiación e identidad que se ha forjado en su entorno?

Siento que este debate que llevamos al Concejo de Medellín es una discusión eminentemente filosófica sobre qué tipo de ciudad queremos.


En nuestra ponencia presentamos cómo el Código de Policía y la prohibición de tomar cerveza en espacio público han afectado negativamente a sectores de Medellín como el Parque del Poblado.


Para eso demostramos con cifras de hurtos, riñas y lesiones personales, cómo todos los indicadores han empeorado desde que comenzó la aplicación del Código de Policía.


Foto del Parque El Poblado desde Aliadas.

El Parque del Poblado ha reunido a varias generaciones de ciudadanos que se han apropiado de este lugar convirtiéndolo en un punto de encuentro de la diversidad en nuestra ciudad, lo que le da un valor social enorme y lo ubica como un epicentro de capital social.


Tal es el sentido de pertenencia que muchos tenemos con este lugar, que hoy nos llamamos 'egresados del parque del Poblado'.


Por esto, y otros detalles que quedan claros en mi ponencia, creo que el Parque del Poblado es un patrimonio cultural, material e inmaterial de nuestra ciudad que debemos defender y no dejar acabar.


Propongo 4 mensajes fundamentales:

  • Autocontrol

  • Consumo responsable

  • Cuidado del espacio público

  • Espacio cero basuras



Para al­gu­nos puede parecer banal preo­cu­par­se por este tema, pues dirán que hay pro­blemas más gra­ves y no deberíamos per­der tiem­po en estas nimiedades.


En cambio yo considero que es una temática importantísima por­que nos obli­ga a pen­sar en el tipo de so­cie­dad que que­re­mos, so­bre nuestros es­pa­cios pú­bli­cos y para qué los tenemos, so­bre la va­lo­ra­ción de la di­ver­si­dad y so­bre el con­cep­to de pa­tri­mo­nio más allá de lo ma­te­rial.


Al­gu­nos di­rán que la ley es la ley y de­be­mos aca­tar­la. Yo pien­so que también to­dos te­ne­mos el de­recho y el de­ber de cues­tio­nar las nor­mas que nos ri­gen.

©2020 Comunicaciones Daniel Carvalho.