• Daniel Carvalho

¿Puede usarse el espacio del aeropuerto Olaya Herrera para hacer un parque?

Actualizado: ene 21



El accidente aéreo ocurrido en Copacabana relanza este tema que, considero, es de sumo interés para el futuro del Valle de Aburrá.


Por lo tanto, quiero dejar algunas observaciones e informaciones útiles:


➡ Hay un largo historial de accidentes aéreos en nuestro valle. En este caso, menos mal no hubo víctimas fatales.


➡ Recordemos que esta idea no es nueva ni es del alcalde: es una discusión que lleva más de cuatro décadas.


En los 80 se dio el debate, se cerró por un tiempo el Enrique Olaya Herrera y se llegó a una solución "salomónica": tener aeropuerto y tener el "aeroparque".


Sin embargo, el acelerado crecimiento de la ciudad y nuevas lógicas de sostenibilidad urbana hacen pertinente abrir la discusión.


➡ El EOH es uno de los aeropuertos con mayor tráfico de todo el país (8% de las operaciones de Colombia). Su relevancia en el transporte regional es innegable y por ende no puede pensarse en "desaparecer" esas operaciones. La idea es entonces trasladarlas.



¿De quién es el aeropuerto?


➡ Jurídicamente hay cierta complejidad, pero si se desea un cambio, es necesario que los predios pasen a ser completamente de Medellín.


Atención a lo que dice el párrafo final de la imagen.


➡ Un temor frecuente es pensar que el espacio del aeropuerto se llenará de edificios. Esto es imposible por las condiciones del comodato y por el POT de la ciudad.


Ese espacio sólo podrá ser un parque con equipamientos públicos.


➡ El edificio del aeropuerto (no la pista) es un BIC (Bien de interés cultural de la Nación).


Por su carácter patrimonial, éste no puede ser demolido.

Por fortuna está protegido y nadie proyecta demolerlo.

Pero sí puede cambiar de uso.


El Enrique Olaya Herrera es pues muy importante, sin embargo, hay otros aspectos a tener en cuenta:


➡ Tener un aeropuerto en medio de una zona urbana no es recomendable en términos de seguridad (accidentes) y de impacto socioambiental (especialmente el ruido y las emisiones).


Por lo anterior, la tendencia mundial es relocalizar los aeropuertos en las afueras de las ciudades.


Se ha hecho en las últimas décadas en Berlín, Quito, Cusco, Caracas, etc.


En su lugar se han construido parques metropolitanos.

➡ Una directriz fundamental de la ciudad sostenible es el crecimiento hacia dentro, la redensificación. En el Aburrá, valle estrecho, esto es más importante (tenemos menos espacio para crecer y corremos el riesgo de perder las laderas verdes) y más difícil (el suelo es más caro)


¿Qué tiene que ver lo anterior con esto? Dos cosas:


- La presencia del aeropuerto restringe el crecimiento en altura de la ciudad, por lo tanto obstaculiza la redensificación.

- La ciudad tiene índices de espacio público y espacio verde muy inferiores a los ideales.


Por lo anterior, es apenas obvio ver ese enorme espacio (más de 80 hectáreas, unos 5 jardines botánicos) como una oportunidad de aumentar el espacio público, el arbolado urbano, los suelos permeables, la conectividad ecológica y los espacios recreativos y culturales.

➡ Además del nuevo espacio público/verde, el cambio de uso permitiría un mayor desarrollo inmobiliario ALREDEDOR de éste: una de nuestras pocas alternativas a la expansión urbana hacia las laderas, que no hemos logrado detener en 25 años de POT.


Por más que controlemos la expansión hay un hecho cierto: esperamos unos 800.000 nuevos habitantes en el Aburrá en los próximos 20 años. Si no queremos “acomodarlos” en las laderas tenemos que aprovechar mejor las zonas ya urbanizadas.


Aquí un cálculo rápido:


¿Qué hacer entonces con las operaciones del aeropuerto EOH?


La propuesta actual es: relocalizar algunas de ellas en el JMC de Rionegro (que debe empezar pronto a construir su segunda pista) y buscar la posibilidad de hacer un nuevo aeropuerto regional por fuera de las zonas urbanas.


Como pueden suponer, nada de esto se hace de la noche a la mañana. Es un proceso que requiere avanzar en diferentes aspectos:


  • Discusión y decisión de ciudad.

  • Temas jurídicos relativos a la concesión (actualmente hasta 2032) y a la propiedad del predio.

  • Cambios normativos en POT.

  • Construcción de nuevo(s) equipamientos para operaciones aéreas.

  • Definición de un proyecto urbanístico y de una programación de contenidos (¿qué vamos a hacer ahí?).

  • Ejecución y apropiación.


Hay muchos otros aspectos a considerar que no abordé aquí; el debate es interesante y amplio y es necesario escuchar todas las opiniones.


Sin embargo hay algo claro: el debate hay que darlo ya.


Los tiempos del urbanismo son muy largos y hay que tomar decisiones pronto.


Desde que lancé este tema en el Concejo de Medellín he insistido en algo: no pretendo imponer mi visión, pretendo lanzar el diálogo y que lleguemos a una decisión.


TE PODRÍA INTERESAR: El futuro del Olaya Herrera: ¿un parque o un aeropuerto para Medellín?


Por eso logramos que este tema quedara en el Plan de Desarrollo de la administración de Daniel Quintero, quien ha apoyado esto.


Ya presentamos una propuesta de cómo podemos avanzar en el diálogo ciudadano, en la construcción de un nuevo imaginario y en la apropiación de este espacio. Esperamos empezar a desarrollar esta propuesta en este semestre.


Quedo atento a preguntas, comentarios y sugerencias.



696 vistas2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo