• Daniel Carvalho

Por qué Medellín debería declarar emergencia climática (y eso qué implica)

Actualizado: feb 24

Cuando pedimos que Medellín también decrete emergencia climática, ¿esto qué implica para la ciudad y sus habitantes? ¿Cuáles deberían ser los énfasis a nivel del Valle de Aburrá?

Apoyo la decisión del gobernador Aníbal Gaviria de declarar Emergencia Climática en el departamento de Antioquia e invito a nuestro alcalde de Medellín, Daniel Quintero, y demás alcaldes del Área Metropolitana, a sumarse y priorizar este tema en la agenda pública y planes de desarrollo de los municipios.


Y es urgente que lo hagamos rápido, pues como se trata de una emergencia climática, necesitamos acciones inmediatas y no solo planes a largo plazo. Consecuencias como el aumento de calor (el pasado 18 de febrero de 2020 alcanzamos los 33,2° en Girardota, una temperatura superior a cualquier día de 2019), la contaminación del aire y las quebradas, el aumento de incendios forestales, entre otras son padecimientos actuales relacionados con el cambio climático que afectan nuestra salud y calidad de vida.


Cómo podemos salvar a la ciudad de una catástrofe ambiental


Una declaratoria de emergencia climática en Medellín y el Valle de Aburrá debe reflejarse en una apuesta política para que el Cambio Climático sea el eje del gobierno.


Las nuevas administraciones tienen la responsabilidad de priorizar acciones y recursos para reducir emisiones y adaptar los territorios vulnerables a los riesgos inminentes.


En la práctica esto debe reflejarse, entre otras cosas, en las siguientes acciones y compromisos:


  • Acelerar la implementación del PIGECA (Plan Integral de Gestión para la Calidad del Aire) y evaluar metas más ambiciosas y a menor plazo.

  • Un plan de reverdecimiento de la ciudad que incluya una política de siembra en zonas urbanas, una mayor protección de los árboles existentes, un programa ambicioso de fachadas verdes y la continuación y mejoramiento de la estrategia de corredores verdes.

  • Terminar e implementar el plan de cambio climático con acciones y metas claras. Estamos en mora por POT y somos la única ciudad grande de Colombia que no tiene.

  • Inventario metropolitano de GEI anual (Índice de gas de efecto invernadero) que permita no sólo fijar visión de descarbonización a corto, mediano y largo plazo sino también con datos abiertos y cifras por sector.

  • Gestión de adaptación y riesgo. No tenemos un sistema para prevenir los riesgos del cambio climático y esto afecta cada comunidad de manera diferente (incendios, deslizamientos, islas de calor, escorrentías, calidad del aire, etc.)

  • Educación: Todos los ciudadanos de Medellín deberían saber cómo los afecta la crisis climática y cómo pueden aportar a la solución. La educación contribuye a reducir enormemente vulnerabilidad de comunidades que están en mayor riesgo que son por lo general los más pobres.

Leer: Medellín y la necesidad de volver la mirada sobre sus más de 4 mil quebradas

Cambio climático en los Planes de Desarrollo


Respecto a los Plan de Desarrollo deben priorizarse los proyectos que realmente impacten el cuidado del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Algunos ejemplos de este tipo de inversiones son:


  • Transporte público con tecnologías limpias

  • Movilidad activa (peatones, ciclistas)

  • Construcción sostenible

  • Protección de fuentes hídricas (ríos, quebradas, páramos)


La importancia de hacernos conscientes del cambio climático


Si no cambiamos por las buenas, los cambios nos llegarán, trágicamente, por las malas.


Medellín, como capital departamental y a través de EPM, juega un papel crucial en la protección de cuencas en diferentes subregiones. Este rol debe ser más ambicioso.


Pero el compromiso no puede ser únicamente del sector público, el sector privado tiene que entender la importancia estratégica de su colaboración. Sin sostenibilidad ambiental, su supervivencia también está en peligro. Necesitamos empresarios conscientes y comprometidos.


Y si hablamos de compromiso ambiental, tal vez lo más importante sea el apoyo ciudadano; sin él, las acciones del sector público no serán aceptadas, perderemos tiempo valioso, y es probable que el sector privado no se sienta aludido.


Debemos concientizarnos de que la Emergencia Climática es real, es grande y nos afectará a todos. Ya estamos respirando aire contaminado buena parte del año, siguen incrementándose las islas de calor en varios puntos de la ciudad y los incendios forestales cada vez son más frecuentes. ¡Hay que actuar ya!


#MedellínSostenible

Leer: Pido revisar el procedimiento de licencias de tala de árboles en Medellín

La forma como nos relacionamos con la naturaleza dice mucho de nosotros como sociedad.


Sígueme en mis redes:


©2020 Comunicaciones Daniel Carvalho.