• Daniel Carvalho

Parques del Río: urge detonar el desarrollo inmobiliario a su alrededor

Parques del Río surge para cambiar la forma en que concebimos el río Medellín. Más que un gran proyecto de espacio público, se trata de un gancho para atraer el desarrollo urbano a lo largo de este corredor que cuenta con los mejores suelos y servicios de la ciudad.


Si crecer hacia adentro es el objetivo, detonar la renovación urbana alrededor de Parques del Río es una tarea urgente. Y para cumplir esta misión es clave la Sociedad Parques del Río.


¿Por qué es valioso el proyecto Parques del Río?


En el siglo XX en las ciudades hubo una gran explosión demográfica en todo el mundo, pasamos más o menos de 2.000 a 7.000 millones de habitantes, pasamos de una población mayoritariamente rural a una mayoritariamente urbana, es decir, las ciudades crecieron como nunca antes y de una manera no planeada o suficientemente planeada.


Con la llegada del automóvil, las ciudades empezaron a plantearse de otra manera, ya no la ciudad compacta, caminable, accesible y mixta que había antes de la revolución industrial, sino una ciudad dispersa -como Medellín- que se dedicó a crecer hacia las laderas, concentrando las zonas residenciales allí y dejando en su núcleo las actividades productivas y comerciales.


Crecimos convencidos de que ese era un buen modelo porque de alguna forma estábamos copiando el modelo norteamericano, el sueño americano...


Siguiendo este modelo, ciudades como la nuestra, y en general en toda América Latina, abandonamos el transporte público y, como pensamos que el automóvil era la panacea, nos dedicamos a gastar la plata que teníamos en infraestructura para el vehículo particular.

Parques del Río, Medellín | Foto: la.network

En los 70 hubo una gran crisis económica, una gran crisis del petróleo, y por primera vez los países desarrollados se vieron obligados a reflexionar sobre esa dependencia del petróleo, sobre el tipo de ciudades que estábamos construyendo, sobre los impactos ambientales que también empezaron a ponerse de moda y, finalmente en los años 80, empiezan a aparecer conceptos como el desarrollo sostenible y surge un estudio donde se compara la densidad de las ciudades y la cantidad de energía que gastan en movilidad.


Los resultados fueron bastante dicientes: las ciudades más dispersas, que se dedicaron a promover la movilidad en automóvil, gastan muchísima más energía que las ciudades compactas donde la gente puede caminar, donde hay un buen servicio de transporte público. Esto es importante porque la energía es uno de los grandes retos de nuestra sociedad en este tercer milenio.


Daniel Carvalho, concejal de Medellín citante del debate sobre Parques del Río

¿Cómo debe ser una ciudad sostenible?


A partir de las evidencias científicas de los impactos de esa ciudad que estábamos construyendo, llegan algunos conceptos que dicen cómo debe ser la ciudad sostenible: Densidad, Movilidad y Diversidad, todo eso en una buena estructura natural.


En Medellín crecimos hacia las laderas durante el siglo XX y dejamos todo un corredor dedicado a una autopista, unos corredores de otros servicios (EPM, líneas eléctricas, de alcantarillado, etc.) y los alrededores del río, que es lo verdaderamente importante, son hoy en día una cantidad de talleres, bodegas, parqueaderos; ya ni siquiera industria.


Los mejores suelos de Medellín son los menos utilizados


En los mejores suelos de la ciudad tenemos la más baja utilización, la más ineficiente. Construimos edificios de 40 pisos en las lomas y las de un piso en el centro, donde el suelo es mejor, donde pasa el Metro, donde pasan las avenidas, donde están las universidades.


Entonces, ¿Qué se ha dicho en los últimos 30 años de urbanismo y qué se ha dicho en los últimos 20 años en los documentos de planeación que nuestra ciudad ha comandado, pagado y que incluso lo hemos puesto en normas?


Se ha dicho que necesitamos detener la expansión hacia las laderas, necesitamos redensificar la zona central, necesitamos una ciudad compacta con sana mezcla de usos.


Todo eso resumido en una ciudad que sea fácilmente accesible a través de medios de transporte público o no motorizados, una ciudad que sea densa; todo eso alrededor de su eje central: el Río Medellín


Desde el primer POT en Medellín, se habla de crecimiento hacia adentro, llevamos 20 años hablando de esto y al mismo tiempo seguimos creciendo hacia las laderas.


La otra alternativa es que la ciudad crezca a lo largo del corredor del río, en todos estos suelos que están subutilizados, y la estrategia es cambiar la forma en que la ciudad concibe el río, ya no puede ser simplemente un corredor de movilidad: el río tiene que ser un corredor de espacio público, un corredor ambiental que sea atractivo y detone el crecimiento a su alrededor.

Presentación en el Concejo de Medellín de la ponencia Parques del Río: desarrollo de un modelo de ciudad, por el Concejal Daniel Carvalho. Octubre de 2017.



©2020 Comunicaciones Daniel Carvalho.