• Daniel Carvalho

Parque del Poblado: un espacio para ser diferentes con los mismos derechos

¿Cómo revivir el Parque del Poblado teniendo en cuenta la apropiación e identidad que se ha forjado en su entorno?


Les comparto mi ponencia de junio de 2019 en el Concejo de Medellín:

El espacio público es un lugar para que pase de todo, para trabajar, para conversar, para enamorarnos, para discutir, para tomarse una cerveza; hasta para estar en desacuerdo. La idea que pretenden algunos de tener espacios públicos completamente sanos, con todo el mundo uniformado, es contraria a todo el ideal liberal por el cual nos matamos durante 200 años.


“Es precisamente en el espacio público donde podemos encontrarnos no para ser iguales, sino para ser diferentes con los mismos derechos”

Ha habido una manipulación excesiva de la idea de los derechos de los niños con todo lo que ha pasado, pero primero, en ninguna parte dice que los parques son exclusivos para los niños. En segundo lugar, qué va a hacer un niño en el Parque del Poblado a media noche; tercero, desde que el parque dejó de permitir tomarse una cerveza, no lo vemos lleno de niños y familias, entonces la excesiva manipulación que se está haciendo en medios y en el mundo político, es simplemente eso, manipulación.


Para muchos este es un debate insulso pero no, el Parque del Poblado es solo un ejemplo, hay muchos otros espacios nocturnos de la ciudad que están siendo perseguidos y amenazados por esta visión conservadora de la sociedad. Después del Parque del Poblado van a ir por El Periodista, La Villa de Aburrá, Carlos E, y por todos esos lugares que se han convertido en los iconos del encuentro ciudadano en las últimas décadas.


Sin embargo el Parque del Poblado sí tiene unas características que valen la pena destacar.


El valor histórico. Recordemos que allí se fundó el primer resguardo indígena de todo este valle. Tiene un valor estético por la propia arquitectura de la iglesia, los edificios aledaños y los árboles que hay allí.

Tal es el sentido de pertenencia que muchos tenemos con este lugar, que hoy nos llamamos 'egresados del parque del Poblado'.

Tiene un valor social porque durante 3 o 4 décadas, el Parque del Poblado ha sido el sitio de encuentro de la diferencia, el sitio de la diversidad. El Parque del Poblado ha sido un epicentro de construcción de material social.


El parque ya hace parte del imaginario de la gente, ya hace parte de lo que uno tiene en mente cuando está en el Poblado.


El Parque del Poblad es patrimonio cultural, material e inmaterial de la ciudad


El Plan Especial de Patrimonio de Medellín, tiene inventariado el parque como un espacio público de interés patrimonial y dado este carácter patrimonial, se propone crear la Fiesta del Parque del Poblado, una celebración anual en la que se festeje la diversidad, la historia, la posibilidad de encontrarnos en el espacio público que ha sido el parque durante varias décadas.


Desde el 2017 cuando empieza a aplicarse el código de policía, hemos visto numerosas reacciones ciudadanas. En febrero de ese año algunos jóvenes se reunieron en el parque e hicieron un entierro simbólico. En marzo se hizo el Concervezatorio que era un diálogo de ciudadanos sobre el Código de Policía y habían más agentes del ESMAD que ciudadanos. También hubo varias acciones judiciales y la corte constitucional declara inconstitucionales algunos artículos del Código de Policía.


Igualmente hubo una reacción por parte de la Alcaldía de Medellín y de la Secretaría de Cultura, es todo el programa de Cultura Parque, allí hemos estado con temas como música, literatura, Cultura del Fútbol, arte urbano y otros, pero el contenido cultural de los espacios públicos no puede depender de la alcaldía, se agradece la iniciativa, pero la cultura, la convivencia y la seguridad no pueden depender únicamente de la oferta institucional, tiene que depender esencialmente de los ciudadanos.


Entre más gente haya en el espacio público, más seguro es. Lo dicen las cifras


Hablando de convivencia y seguridad en el Parque del Poblado, el Código de Policía tiene implícito una filosofía que es bonita: respetar las diferencias, entender la diversidad y las identidades propias de los territorios. Nos invita a hacer una reflexión local en función de las dinámicas de cada territorio y de la identidad cultural propia de cada ciudad.

Revisando los indicadores de convivencia y seguridad, nos encontramos con que desde que se empezó a aplicar el Código de Policía, las riñas en el Parque del Poblado y alrededor han aumentado, también las lesiones personales y el hurto a personas. Entonces no estamos mejorando. ¿De qué nos sirve una norma que empeora todo?


En resumen:


  • No hay pruebas de que la prohibición mejorara la situación de convivencia en el PP y sus vías lindantes.

  • No hay pruebas de que la prohibición mejorara la situación de seguridad ciudadana en el PP y sus vías lindantes.

  • No hay pruebas de que la prohibición incidiera en la percepción de inseguridad en el PP y sus vías lindantes.

  • No todo consumo es problemático.

  • La decisión de la Corte Constitucional motivará debates sobre regulación del consumo en espacios públicos teniendo en cuenta diferencias, tradiciones, valoración social y usos.


Propuestas:


  • Proyecto de Acuerdo: Fiesta del PP.

  • Piloto del PP como territorio/entorno protector.

Parque del Poblado, un patrimonio de Medellín que se niega a morir. Ponencia de Daniel Carvalho, concejal de Medellín. Junio 2019.


* Foto portada del artículo: El Colombiano

©2020 Comunicaciones Daniel Carvalho.