• Daniel Carvalho

Estado de alerta por mala calidad del aire en Medellín

Actualizado: mar 2

Sobre el estado de Estado de Alerta declarado de manera preventiva a partir del viernes 28 de febrero de 2020 y hasta el domingo 1 de marzo de 2020 en los 10 municipios del Valle de Aburrá quiero resaltar los siguientes puntos.


1. Destacar la importancia del Siata (Sistema de Alerta Temprana de Medellín y el valle de Aburrá) en el monitoreo y la generación de información para la toma de decisiones. Tener una cultura de alertas tempranas es un logro de nuestra metrópoli.


Por ello es importante fortalecer cada vez tanto capacidades técnicas como tecnológicas del Siata y la participación ciudadana en la medición de la calidad del aire.


2. El director del Área Metropolitana anunció al Consejo Metropolitano de Salud para abordar la incidencia de los problemas de salud relacionados con la calidad del aire.


Llamo a que se conozca de manera pública este consejo, su gobernanza y formas de trabajo, y los indicadores y procesos concretos que desarrollarán.


Además, sería pertinente conocer la forma en que esta información estará abierta a la ciudadanía y cómo se podrán evaluar las correlaciones de los episodios críticos vs. la presentación de las enfermedades.


3. Hay mejoramiento en la calidad del aire con respecto a las cifras del año pasado (2 microgramos por metro cúbico), esto como efecto de las acciones de largo plazo contempladas en el PIGECA (Plan Integral de Gestión para la Calidad del Aire). Es una buena noticia saber que el indicador baja gracias a un plan metropolitano.


Sin embargo, aun no está claro cuáles son los avances del PIGECA. Esta es una oportunidad para que el Área Metropolitana acelere su operatividad y de acuerdo a los mecanismos de monitoreo y comunicación exponga los avances del plan a la ciudadanía.


4. Propongo hacer un análisis y evaluación en la efectividad del POECA (Plan Operacional para enfrentar Episodios de Contaminación Atmosférica en el Área Metropolitana del Vallé de Aburrá) una vez se termine la contingencia, especialmente a los criterios para la declaración de las alertas.


Aunque las cifras muestren una mejoría con respecto al año pasado, no podemos normalizar una calidad del aire mala o mediocre.


5. Hay que redoblar los esfuerzos en los proyectos que impacten de manera directa la calidad del aire, haciendo énfasis en:


  • La renovación del parque vehicular más viejo

  • El mejoramiento acelerado del sistema de transporte público (tecnologías limpias)

  • El reverdecimiento de la ciudad


6. Finalmente, quiero hacer una llamado a los comerciantes y la ciudadanía en general para apoyar y participar de las medidas. Nuestro mayor objetivo es evitar que los indicadores sigan empeorando y lleguemos al estado de alerta; debemos defendernos colectivamente de este mal que aqueja nuestra ciudad.

Leer: Pido revisar el procedimiento de licencias de tala de árboles en Medellín

Sígueme en mis redes:


CALIDAD DEL AIRE | Les presento mi ponencia en el más reciente debate de control político que citamos en el Concejo de Medellín.

#MedellínSostenible

©2020 Comunicaciones Daniel Carvalho.